Falta de desarrollo

¿QUÉ ES?

Se entiende como tal el hecho de que los niños no crezcan o ganen peso al ritmo normal por diversas razones.

La talla final (la altura que logren al acabar -sobre los 18 a 20 años- el crecimiento) puede verse afectada, pero lo importante es la posible gravedad de la causa subyacente.

Para determinar el crecimiento adecuado de los niños, teniendo en cuenta las diferencias individuales, los pediatras emplean unas gráficas de talla y peso en las que vienen marcadas las evoluciones "normales" (según la distribución en la población) a las que se denomina PERCENTILES.

Si un niño está en el "percentil 30", quiere decir que el 30% de los niños normales de su edad serán más bajos (o pesarán menos) que
él.

Lo que nos indica la posibilidad de un problema grave es su bajada persistente de percentil (p.ej., en una medición en el 45, en la siguiente al cabo de 6 meses en el 40, y en la siguiente, al año de la original, en el 35).

La falta de desarrollo afecta a niños de entre 3-6 meses de edad y raramente por encima de los 5 años.

CAUSAS

El 70% se debe a una alimentación inadecuada o a causas ambientales.

Un 20% se debe a causas orgánicas (gastrointestinales o neurológicas).

El 10% restante, son niños más pequeños de lo normal pero que no entran en la clasificación de problemas de desarrollo; diferenciándose del resto por mantenerse dentro del percentil original a lo largo de su desarrollo (un niño que esté en el percentil 10, será bajito, pero si se mantiene consistentemente en el mismo, bajando incluso un poco a lo largo de varios años, pongamos por caso al percentil 5 en cuatro años, no presenta problemas de desarrollo importantes).

SINTOMAS

Medidas antropométricas inferiores a las normales, de acuerdo con las curvas de desarrollo médicas (las comentadas gráficas de "percentiles" de entre las que cabe destacar de peso, longitud de tronco y extremidades, circunferencia de la cabeza,etc) que van empeorando con el tiempo.
Las habilidades manuales y físicas estan retrasadas para su edad; sentarse, caminar, hablar, autoaseo, autoalimentación, etc.

FACTORES DE RIESGO

Malnutrición.
Niño no deseado.
Inexperiencia de los padres.
Ambiente emocional negativo (padres con problemas, hermanos, etc.).
Enfermedades crónicas (infecciones, SIDA, fallos renales, etc).
Desórdenes genéticos (síndrome de Down y fibrosis quística).
Enfermedades endocrinas (de tiroides, pituitaria, suprarenales, páncreas o gónadas).
Pobreza (que influye sobre varias de las anteriores).
Deformidades físicas.

PREVENCION

Preparación para ser padres.
Paternidad responsable y deseada.
Visitas regulares al pediatra.
Ambiente agradable en el hogar.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico
Seguimiento de las curvas de desarrollo.
Pruebas de desarrollo psicológico.
Análisis de sangre y hormonas.

Tratamiento
Ayuda psicológica profesional.
Corrección de las alteraciones orgánicas subyacentes.
Internamiento en Hospital si hay problemas de alimentación o se sospechan problemas médicos o malos tratos (para detectarlos y tratarlos adecuadamente).

POSIBLES COMPLICACIONES

Mentales, emocionales o físicas de forma permanente.
Desarrollo lento y con anomalías.

PRONOSTICO

Si el fallo se debe a inexperiencia paterna o a problemas psicológicos, la curación es posible.


Fenilcetonuria

¿QUÉ ES?

Es un desorden hereditario del metabolismo que causa retraso mental.
Afecta a uno de cada 15.000 niños sobre todo de ascendencia nórdica europea.

CAUSAS

Afecta a la manera en que el cuerpo procesa los alimentos: los niños afectos no pueden procesar un componente de las proteínas (aminoácido) llamado fenilalanina por falta del enzima correspondiente.

Como resultado la fenilalanina se acumula en sangre y provoca daños cerebrales y retraso mental.

Se hereda de forma recesiva:
Ambos padres deben tener el gen defectuoso,

La probabilidad de que se lo pasen a sus hijos es del 75 %,
de ellos la probabilidad de sufrir la enfermedad (de heredar los dos genes defectuosos) será de un 25 %
y de que sean portadores (llevarán una copia defectuosa -que podrán pasarle a su descendencia- y otra normal) del 50 %.

La probabilidad de que el hijo sea completamente normal (de que lleve dos copias normales del gen, y por tanto ni padezca la enfermedad ni pueda transmitirla) es del 25 %.

Estas probabilidades son independientes para cada embarazo.

SINTOMAS

Los niños parecen normales los primeros meses.
Después comienzan a desinteresarse por su alrededor y al año ya tienen un retardo mental, que les hace irritables, inquietos y destructivos.
Pueden aparecer convulsiones.
Piel seca, erupciones en piel y olor como a moho.
Tienen el cabello rubio y se desarrollan bien.

FACTORES DE RIESGO

Ya se ha comentado el patrón de herencia de la enfermedad.
Alimentación rica en fenilalanina.
No lactación materna.


PREVENCION

Diagnóstico precoz mediante amniocéntesis o biopsia coriónica en las primeras semanas de embarazo.
Su detección forma parte de la batería de pruebas que se hacen habitualmente a los recién nacidos, en el marco de los programas de detección de metabulopatías (defectos del metabolismo) impulsados por las Autoridades Sanitarias.
La alimentación baja en fenilalanina debe iniciarse antes de la cuarta semana de vida.
Consejo genético a los padres.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico

Se analiza la sangre del recién nacido tomando unas gotas de su pie.
Tratamiento

El tratamiento consiste en evitar la ingesta de fenilalanina (ver Dieta).
Existen fórmulas lácteas especiales libres de fenilalanina .
Tras el completo desarrollo cerebral el acúmulo de fenilalanina no es tan perjudicial.
Dieta

Los alimentos ricos en fenilalanina, y que deberán evitarse, son las proteínas de origen animal:
leche materna
leche de vaca
productos lácteos
carne, pescado y huevos
Los alimentos pobres en fenilalanina, y que podrán darse libremente, son las proteínas de origen vegetal:
vegetales
frutas
cereales
legumbres

POSIBLES COMPLICACIONES

Las propias de la enfermedad.

PRONOSTICO

Bueno si hay un control estricto de la ingesta de fenilalanina.


Fibrilación auricular

¿QUÉ ES?

Ritmo cardíaco totalmente irregular.
Fibrilación significa contracción desordenada de las fibras del músculo cardíaco.
Se produce en las aurículas, cámaras de recepción de la sangre al corazón, usualmente al dilatarse.

Sexo
Afecta a adultos sin preferencias por ningún sexo.

CAUSAS

Cualquiera que dilate las aurículas, o dañe el tejido de conducción, como:

Enfermedad cardíaca provocada por fiebre reumática.

Ateroesclerosis, con o sin ataque cardíaco previo.

Hipertiroidismo.

Fallo cardíaco congestivo.

SINTOMAS

A veces no hay síntomas.
Continuas pulsaciones irregulares en que los latidos no tienen la misma fuerza y duración.
Debilidad, mareo o desvanecimiento (a veces).

FACTORES DE RIESGO

Estrés.
Afección de las valvulas cardíacas.
Cirugía cardíaca reciente.
Desarreglos de electrolitos, especialmente nivel de potasio bajo.
Embolia pulmonar.
Uso excesivo de algunas drogas como hormonas de tiroides, cafeína y otras.
Tabaquismo.
Consumo excesivo de alcohol.
Obesidad.

PREVENCION

Evite los factores de riesgo de ateroesclerosis y enfermedad de la arteria coronaria.
Siga rigurosamente el tratamiento para las afecciones cardiacas que le hayan prescrito.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
Historial y reconocimiento físico por un médico.
Electrocardiografía.
Análisis de sangre para determinar los niveles de las drogas utilizadas en el tratamiento.

TRATAMIENTO:
Tratamiento médico.
Hospitalización (a veces).
Electroshock (electrocardioversión), para intentar restablecer el ritmo cardíaco normal.

Medidas generales
Pida a sus familiares y amigos que aprendan las técnicas de reanimación cardiopulmonar por si tiene un fallo cardíaco.
No fume, use drogas que alteren la mente o beba más de 1 o 2 bebidas alcohólicas al día.
Aprenda a tomarse el pulso (latidos por minuto) y a comprobar su regularidad.
Llame al médico si hay cualquier cambio.
Reduzca el estrés.

Medicación
Su médico puede recetarle:
Medicación para el corazón como:
digital,
quinidina,
bloqueantes de canales de calcio o
bloqueantes beta-adrenérgicos, para regular el ritmo cardíaco.
Anticoagulantes o Antiagregantes plaquetarios para prevenir coágulos de sangre.

Actividad
Vuelva a sus actividades normales en cuanto mejoren los síntomas.
Consulte a su médico antes de reanudar las relaciones sexuales.

Dieta
Si está obeso deberá perder peso, pero no use supresores del apetito, podrían empeorar los desarreglos del ritmo cardíaco.
La afección coronaria primaria puede necesitar una dieta baja en sal y grasas y suplementos de potasio.

Avise a su medico si
Ocurre lo siguiente durante el tratamiento:
Cambios del ritmo y fuerza cardíaca.
Dolor en el pecho, sudores y debilidad.
Dificultad para respirar o hinchazón de pies y tobillos.
Dolor en las pantorrillas cuando anda.
Aparecen síntomas nuevos inexplicables. Las drogas usadas en el tratamiento pueden producir efectos secundarios.

POSIBLES COMPLICACIONES

Edema pulmonar agudo.
Trombosis o embolia arterial.
Fallo cardíaco congestivo.
Parada cardíaca.

PRONOSTICO

El ritmo cardíaco normal se puede restablecer con electrocardioversión en el 50% de los casos, aunque si la fibrilación es de larga duración, suele reaparecer.
En el otro 50%, ciertos síntomas se pueden controlar con medicación.
Los pacientes que restablecen el ritmo cardíaco normal tienen une esperanza de vida mayor, más fuerza y energía que aquellos que sufren de fibrilación auricular contínua.


Fibromialgia

¿QUÉ ES?

Inflamación de los músculos, revestimientos de los músculos y capas de tejido conjuntivo de tendones, músculos, huesos y articulaciones.


Partes del cuerpo que afecta
Afecta sobre todo a las zonas musculares de la espalda inferior, cuello, hombros, tórax, brazos, caderas y muslos.

Edad
Afecta principalmente a adultos entre los 30 y los 60 años de edad. Mucho más frecuente en mujeres.

CAUSAS

Desconocidas.

SINTOMAS

Rigidez y debilidad.
Espasmos dolorosos repentinos, que empeoran con el movimiento.
Nódulos o zonas localizadas muy dolorosas al tocarlas (puntos neurálgicos o gatillo).
Zonas musculares dolorosas.
Fatiga.
Dificultad para dormir.


FACTORES DE RIESGO

Aunque es de origen desconocido, sus síntomas y severidad aumentan con:
Estrés.
Lesión muscular.
Exposición a la humedad o al frío.
Antecedentes médicos de enfermedades que producen inflamación de las articulaciones, como la artritis reumática o la poliarteritis.
Infecciones virales.
Mala alimentación.
Fatiga o exceso de trabajo.

PREVENCION

Evite los factores de riesgo siempre que ello sea posible.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:

Historial y reconocimiento físico por un médico.
Análisis de sangre para calibrar la inflamación y pruebas para descartar la artritis reumatoide o la polimialgia.
No hay pruebas específicas para la fibromiositis.

TRATAMIENTO:
Difícil, es médico.

Medidas generales
El calor mitiga el dolor:

Tome duchas calientes y deje que el agua caiga con fuerza sobre las zonas dolorosas.

Use lámparas solares, almohadillas eléctricas, baños de masaje o sólo baños calientes, y compresas calientes.

Tenga a alguien que le dé suaves masajes en las zonas doloridas.

Medicación
Para molestias leves, puede usar drogas sin receta como la aspirina, el paracetamol o el ibuprofeno.
Inyecciones de cortisona en los puntos neurálgicos.
Drogas antiinflamatorias no esteroides.
Su médico le puede recetar antidepresivos tricíclicos, que por un mecanismo desconocido, mejoran los síntomas en algunos pacientes.

Actividad
Siga tan activo como pueda, aunque tenga dolores.
Un estudio reciente achaca una influencia beneficiosa al ejercicio aeróbico.

Dieta
No es necesario seguir ninguna en especial.

Avise a su medico si
Aparecen síntomas nuevos inexplicables.
Las drogas usadas en este tratamiento pueden producir efectos secundarios.

POSIBLES COMPLICACIONES

Atrofia muscular, discapacidad.
Abuso de drogas analgésicas.

PRONOSTICO

En ciertas personas, recuperación espontánea.
Otras, pueden tener brotes y mejorías indefinidamente.
La enfermedad es molesta pero no fatal.
Los síntomas se pueden soler controlar con tratamiento.


Fibrosis quística

¿QUÉ ES?

Una enfermedad hereditaria (autosómica recesiva) de las más frecuentes (1:2.500 nacidos vivos) en las poblaciones blancas, caracterizada por el espesamiento excesivo de las secrecciones bronquiales y pancreáticas.

CAUSAS

La Fibrosis quística es producida por un defecto en el gen que codifica una proteína secretora de cloro, por lo que esta no funciona.

SINTOMAS

En la mayoría de los casos la enfermedad aparece en los primeros años de vida. Los órganos más afectados son los pulmones y el páncreas, aunque se afectan todas las glándulas secretoras del organismo.

Síntomas respiratorios:
La forma de presentación más frecuente es tos que se vuelve constante, con secrección de moco verdoso y muy viscoso.
La evolución es por brotes, apareciendo episodios de importante empeoramiento que ceden con el tratamiento antibiótico hasta la próxima vez.
Poco a poco la función pulmonar empeora, lo que aboca a la insuficiencia respiratoria.

Síntomas digestivos:
A veces se produce tras el parto una retención de moco (Ileo meconial), que provoca retención de heces, distensión abdominal y vómitos.
En niños más mayores puede producirse una obstrucción similar.
La característica digestiva más típica es la Insuficiencia pancreática, lo que provoca la mala digestión de grasas y proteínas:

Heces abundantes
malolientes
frecuentes
Hipovitaminosis A (Xeroftálmia), D (raquitismo) y K (problemas de coagulación), al absorberse estas vitaminas con las grasas.
No es frecuente la Diabetes Mellitus pese a la afectación del páncreas exocrino.
La pubertad está retrasada, y los niños presentan azoospermia (ausencia de espermatozoides en el sémen). Las mujeres presentan esterilidad en cerca del 20 % de los casos, aunque si quedan embarazadas después dan el pecho normalmente.

FACTORES DE RIESGO

Es una enfermedad autosómica recesiva, por lo que ambos padres deben ser portadores del gen defectuoso, y en ese caso la probabilidad de tener un hijo con Fibrosis quística es del 25 %.
Las mujeres con Fibrosis quística pueden tener hijos, que pueden padecerla (si el padre es portador) en el 50 % de los casos, y transmitirla en el resto.

PREVENCION

No tiene prevención.
El consejo genético puede ser importante para evitar nuevos casos.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
El diagnóstico se realiza mediante el estudio del sudor, que presenta una cantidad anormal de cloro (aunque en hasta un 2 % de los casos esta prueba es normal) en un paciente con problemas respiratorios.
Otras pruebas que pueden ser necesarias son radiografías de tórax, huesos y abdómen, y análisis de sangre.

TRATAMIENTO:
Se están realizando intensos estudios con terapias genéticas para solventar esta enfermedad, al menos en su faceta respiratoria.
Actualmente consiste en fisioterapia respiratoria y rehidratación. También se han comunicado buenos resultados con el transplante de pulmón.

Medidas generales

Correcta hidratación.

Medicación
Enzimas pancreáticos por vía oral.
Detección y tratamiento precoces de las reagudizaciones respiratorias con antibióticos.
Inyecciones de vitaminas A, D y K.

Actividad
No tiene porqué restringirse fuera de los períodos más activos, aunque deberá evitarse la deshidratación.

Dieta
Dieta con abundante agua y proteínas y pobre en grasas.

Avise a su medico si
Presenta síntomas de reagudización o de malabsorción intestinal

POSIBLES COMPLICACIONES

Tan frecuente que es casi un aspecto más de la enfermedad es la colonización del tracto respiratorio por Pseudomonas Aeruginosa, bacteria que forma unas películas en los bronquios de estos pacientes que hacen prácticamente imposible su eliminación. De hecho el análisis del genoma de este organismo fue financiado por la Fundación de Fibrosis Quística americana.

PRONOSTICO

Incurable, un manejo clínico exquisito y la posibilidad de transplante pulmonar han aumentado de forma importante la esperanza de vida de estos pacientes.


Fiebre reumática

¿QUÉ ES?

Complicación inflamatoria de infecciones por estreptococos del Grupo A, que afecta a muchas partes del cuerpo, especialmente las articulaciones y el corazón.
Las infecciones por estreptococos son contagiosas, pero no la fiebre reumática.
Afecta a:

articulaciones (artritis),
corazón y válvulas cardíacas (todas las capas pueden verse afectadas),
piel (aparición de nódulos)
y cerebro (algunas veces).

CAUSAS

La fiebre reumática viene precedida por una infección por estreptococos, generalmente en la garganta, ocurrida de 1 a 6 semanas antes de la manifestación de los síntomas.
Probablemente se trata de una afección autoinmune, donde los anticuerpos producidos para atacar a la bacteria atacan también a los tejidos de las articulaciones o al corazón.

SINTOMAS

Inflamación de las articulaciones caracterizada por
Dolor,
enrojecimiento,
tumefacción y calor,
que puede desplazarse de una a otra articulación.
Afecta principalmente a muñecas, codos, rodillas o tobillos.
La inflamación articular suele remitir a los 10 o 14 días, pero, sin tratamiento, puede pasar a otras articulaciones.
Síntomas
Fiebre, fatiga, palidez.
Pérdida de apetito, malestar general.
Dolor abdominal, dolor en el pecho.
Erupciones cutáneas leves en pecho, espalda y abdomen.
Pequeños bultos, indoloros, debajo de la piel en zonas huesudas como codos o rodillas.

Si afecta al corazón:
Respiración jadeante.
Retención de líquido con inflamación de piernas y espalda.
Pulso rápido, sobre todo en postura tumbada.
Movimientos incontrolables de brazos y piernas (corea) cuando afecta al cerebro.

FACTORES DE RIESGO

Mala alimentación.
Historia familiar de fiebre reumática.
Vida en hacinamiento o insalubridad.
Infecciones recurrentes de garganta por estreptococos.

PREVENCION

Solicite a su médico un cultivo para detectar la presencia de estreptococos en la garganta, especialmente en los casos infantiles.
Debe seguir rápidamente un tratamiento con antibióticos en caso de cualquier infección por estreptococos, incluidas las de la piel.
Estas infecciones deben ser tratadas con antibióticos, generalmente penicilina, 10 DÍAS POR VÍA ORAL O CON UNA INYECCIÓN DE LARGA DURACIÓN.

Llame al doctor si:
Durante el tratamiento, surgen los siguientes síntomas:

Tumefacción en piernas o espalda.
Respiración jadeante.
Vómitos o diarrea.
Tos.
Dolor abdominal severo.
Fiebre.
Se presentan síntomas nuevos inexplicables. Las drogas para el tratamiento pueden producir efectos secundarios.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Precauciones sanitarias
Historial y reconocimiento físico por un médico.
Análisis de sangre, cultivo de las secrecciones de garganta y ECG.
Rayos X de tórax y corazón.

Tratamiento Atención domiciliaria después del diagnóstico (casos leves).
Hospitalización (casos graves).

Medidas generales
Tome la temperatura y el pulso del paciente y anótelos para su médico.
Use un humidificador nebulizador cuando al paciente le duela la garganta o tosa.

Medicación
Su médico le puede recetar:

Esteroides (drogas antiinflamatorias) o aspirina, para reducir la inflamación.
Diuréticos para reducir la retención de líquido.
Antibióticos para eliminar cualquier resto de bacteria estreptococo.
Al principio, dieta líquida o blanda, que progresará a una dieta normal alta en proteínas, calorías y vitaminas.

POSIBLES COMPLICACIONES

Válvulas cardíacas dañadas permanentemente, lo que induce el fallo cardíaco congestivo.
Raramente, secuelas cerebrales definitivas.
Deformación y destrucción articulares.

PRONOSTICO

Se puede curar con tratamiento.
En algunos casos, la fiebre reumática podría dañar las válvulas cardíacas.
Una válvula dañada puede ser sustituida con cirugía (es una de las causas más frecuentes de reemplazo valvular).
En contados casos, la fiebre reumática es fatal aunque se trate.


Fisura anal

¿QUÉ ES?

Fisura o desgarro del tejido anal sensible.
Afecta a todas las edades, aunque es más común en lactantes, niños pequeños y adultos de más de 60 años.
Afecta más a mujeres que a hombres.

CAUSAS

Estiramiento del tejido del ano causado por el paso de heces duras y voluminosas.

SINTOMAS

Dolor agudo al paso de heces duras o voluminosas.
Regueros de sangre en el papel higiénico, ropa interior o pañales.
Picor alrededor del recto.

FACTORES DE RIESGO

Estreñimiento.
Embarazos múltiples.

PREVENCION

Evitar el estreñimiento mediante:
La ingesta de al menos 8 vasos de agua al día.
Una dieta rica en fibras.
El uso de ablandadores de las heces u otros laxantes.
No apriete excesivamente para expulsar las heces.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico
Historial y reconocimiento físico por su médico.
Exámenes del ano y el recto con un anuscopio o sigmoidoscopio para descartar otras causas.

Tratamiento
Cuidados a domicilio.
Tratamiento médico.
Cirugía para eliminar la fisura o para modificar el músculo que se contrae e impide la cicatrización.

Medidas generales:
Medidas a tomar con los niños para evitar el estreñimiento mientras cicatrizan las fisuras:

Con los lactantes
Antes de acostarlos, llene una jeringa de goma (o lavativa) con aceite mineral común. Con cuidado, insertar el extremo e inyectar un poco de aceite mineral en el recto del bebé.
Repetir a la mañana siguiente.
Si no hay movimiento intestinal, repetir al mediodía.
Después de que se haya movido el intestino, limpiar el ano cuidadosamente con algodón y agua.
Con bebés más mayores y adultos.
Inyecte con cuidado 113 gr de aceite mineral en el recto. Se puede utilizar una compresa para enjuagar el aceite sobrante durante la noche.
Para calmar los espasmos musculares y el dolor alrededor del ano, aplicar una toalla templada en la zona.
Los baños de asiento también calman el dolor. Usar 20 cm. de agua muy caliente 2 o 3 veces al día durante 10 a 20 minutos. Cuidado, no queme a los niños.

Medicación:
Para dolores ligeros, se pueden aplicar medicamentos como paracetamol o anestésicos tópicos.
Después de los baños de asiento, aplicar pomadas que contengan óxido de zinc para ayudar a cicatrizar la fisura.
Use aceite mineral como laxante para los niños pequeños:

Dar al niño una cucharada por vía bucal por cada 5 kilos de peso corporal.
Repita diariamente durante unas 2 semanas después de que la sangre haya desaparecido de las heces.
Después de administrar el aceite mineral, espere varias horas antes de dar vitaminas al niño.
El aceite mineral impide la absorción de vitaminas y otros nutrientes.

Actividad:
Sin rest

POSIBLES COMPLICACIONES

Cicatrices permanentes, que impiden la evacuación intestinal normal.

PRONOSTICO

La mayoría de los adultos se recuperan después de un tratamiento, lo que evita la cirugía.
Casi todos los lactantes y niños pequeños se recuperan una vez que se reblandecen las deposiciones.


Fractura de cadera

¿QUÉ ES?

Partes afectadas
Rotura total o parcial de la cabeza del fémur, que se articula en la cadera con los huesos pélvicos.el hueso más grande de la articulación de la cadera.

Edad
Las roturas por traumatismos comunes afectan a ambos sexos y a todas las edades.
Las roturas espontáneas o las roturas ocasionadas por lesiones menores afectan mayormente a las personas de edad superior a los 70 años.

CAUSAS

Dolor insoportable al tratar de andar.
Inflamación, sensibilidad y hematoma en la zona de la cadera.
Apariencia deforme de la cadera. En las fracturas más típicas el miembro está acortado en relación al otro, ligéramente doblado por la rodilla y con el pié hacia afuera.

SINTOMAS

Dolor ocular.
Fotofobia (sensibilidad a la luz).
Lagrimeo.

FACTORES DE RIESGO

Actividades que aumentan el peligro de traumatismos.
Osteoporosis, especialmente la que se presenta después de la menopausia.
Cáncer de hueso.
Variedad de medicaciones, que disminuye los signos de advertencia.
Desequilibrio de calcio.
Mala alimentación, especialmente con insuficiencia de calcio y proteínas.


PREVENCION

Asegúrese de tomar el calcio que necesita (entre 1000 y 1500 mg al día) mediante la leche y los productos lácteos o suplementos de calcio.
Protéjase contra las caídas, sobre todo en su casa (¡ ojo con alfombras y esterillas!).
Las mujeres deberían consultar a su médico la posibilidad de tomar estrógenos cuando empieza la menopausia.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
El diagnóstico se realiza mediante la inspección clínica.
Se confirma mediante radiografía.

TRATAMIENTO:
Salvo raros casos, quirúrgico, según el tipo de fractura, se vuelve a situar los fragmentos en su sitio y se mantienen mediante un "clavo-placa" o se extirpa la cabeza y se substituye por una "prótesis de caderal" (parcial, si se apoya sobre los huesos de la pelvis, total si se apoya sobre una cazoleta artificial a propósito), aunque hay más opciones.

Medidas generales
Al contrario de la mayoría de las fracturas, las de cadera (tras la operación) no necesitan de escayolas.
Después de la cirugía, se puede bañar y duchar como de costumbre.
Puede lavar la incisión cuidadosamente con jabón suave no perfumado.
Los vendajes son opcionales.
El calor mitiga el dolor de la incisión. Use una almohadilla eléctrica, una lámpara solar o una toalla empapada en agua templada y escurrida.

Medicación
Su médico puede recetar:
Analgésicos.
Antibióticos para combatir la infección cuando sea necesario.
Ablandadores de las heces para evitar el estreñimiento.
Anticoagulantes (Heparina) para prevenir las complicaciones de la operación.

Actividad
Al despertar de la anestesia, mueva a menudo la pierna afectada para reducir la posibilidad de coágulos de sangre.
La mayor parte de los cirujanos ordenan a los pacientes levantarse y dar algunos pasos lo antes posible.
Reanude sus actividades gradualmente en cuanto comience la cicatrización.

Dieta
Líquidos el primer día después de la cirugía, luego nada especial.
Pregunte a su médico si debería tomar suplementos de calcio.

Avise a su medico si
Llame inmediatamente si tiene entumecimiento o pérdida de sensibilidad debajo del sitio de la fractura. ¡Es una emergencia!.
Ocurre lo siguiente después de la operación:
Inflamación encima o debajo del sitio de la fractura.
Tiene escalofrios.

POSIBLES COMPLICACIONES

Infección de la herida quirúrgica.
Daños en los nervios y los vasos sanguíneos en la zona de la fractura.
Dislocación añadida.
Falta de riego sanguíneo en la zona lesionada, que causa la muerte de los tejidos del hueso.
Mala cicatrización (mala unión) de la fractura.
Coágulos de sangre debidos al confinamiento en la cama y la restricción de actividades, que pasan hacia los pulmones.

PRONOSTICO

Se suele curar con cirugía y rehabilitación.


Fractura de nariz

¿QUÉ ES?

Fractura o lesión de los huesos y cartílagos de la nariz.
Es la fractura ósea más frecuente.
Ocurre a menudo cuando se fracturan otros huesos faciales.
Aparece en niños mayores de unos ocho años de edad y mayores, ya que antes la nariz es sólo cartílago.

CAUSAS

Golpes en la nariz, usualmente con objetos romos.

SINTOMAS

Dolor en la nariz.
Hemorragias nasales.
Nariz hinchada y de color distinto.
Incapacidad para respirar por la nariz.
A veces, nariz deformada.

FACTORES DE RIESGO

Lesiones previas de la nariz. Deportes de contacto.

PREVENCION

Protéjase siempre que pueda.
Lleve casco protector en los deportes de contacto o cuando vaya en motocicleta o en bicicleta.
Póngase el cinturón de seguridad cuando vaya en coche.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
Historial médico y reconocimiento físico por un médico.
Si la hemorragia es importante, análisis de sangre y Rayos X de la nariz.

TRATAMIENTO:
Medidas generales
Aplique inmediatamente bolsas de hielo a la nariz después de la lesión para minimizar la hinchazón.
Acuda a un centro médico de urgencia rápidamente, las posibilidades de tratamiento inmediato se reducen con la hinchazón.

Medicación
Para molestias leves, puede usar analgesicoa sin receta como el paracetamol o metamizol.
Su médico puede recetar:
Analgésicos más fuertes si los necesita.
Antibióticos si aparece una infección.
Actividad
Repose hasta que se detenga la hemorragia.

Dieta
No hay una dieta especial.

POSIBLES COMPLICACIONES

Infección de la nariz y los senos.
Raramente, shock por la pérdida de sangre.
Dificultad respiratoria permanente.
Cambio permanente de aspecto.
Desviación del tabique nasal.

PRONOSTICO

Las fracturas menores sin deformidad suelen tardar 4 semanas en curar.
Las fracturas de más importancia se pueden reparar mediante cirugía.
Cuando es necesaria, la cirugía debe ser efectuada dentro de las 2 semanas o después de 6 meses desde de la lesión.


Fracturas

¿QUÉ ES?

Las fracturas son la rotura, parcial o total, de los huesos.

En el cuerpo humano hay 206 huesos que, articulados entre sí, forman el esqueleto.

Los huesos no sólo sirven para prestar una palanca y sostén a nuestros movimientos, sino que también constituyen un armazón protector de órganos y aparatos delicados:

El cráneo y el raquis protegen el encéfalo y la médula espinal.
La órbita encierra y protege el globo ocular.
La caja torácica defiende de violencias traumáticas el corazón y los pulmones.
Huesos, articulaciones y músculos constituyen una unidad funcional, y en ésta, el hueso tiene como principal misión la de sostén.

CAUSAS

Los huesos ofrecen resistencia a todas las clases de fuerzas que sobre él actúan (presión, tracción o torsión).

Cuando alguna de ellas sobrepasa las propiedades elásticas del hueso se produce la fractura.

Si se debe a una fuerza directa, se produce la fractura en el punto del impacto. Por el contrario si la fuerza es indirecta, la fractura se produce a cierta distancia.

Apoyados en los huesos o en su proximidades, hay vasos sanguíneos, nervios y órganos vitales. Por esta razón, ante una fractura debemos actuar con precaución, para prevenir otros daños que podrían producirse al realizar movimientos innecesarios.

Aún cuando existen múltiples formas de clasificar las fracturas, vamos a recordar la que las divide en:

Fracturas cerradas : la piel que rodea la lesión está íntegra; al estar cerrada, protege contra una posible infección.

Fracturas abiertas: se pierde la solución de continuidad de la piel, por donde puede sobresalir el extremo fracturado del hueso o presentar una herida profunda que llega hasta la fractura.

La manipulación de la fractura vuelve a cobrar una gran importancia, ya que un mal movimiento, además de poder lesionar los vasos y los nervios, puede transformar una fractura cerrada en abierta, originándose un daño adicional.

SINTOMAS

Las señales específicas que nos hacen sospechar una fractura son:

Dolor intenso en la zona de la lesión.

Hinchazón o deformidad, más aparentes en las extremidades.

Dificultad o imposibilidad de mover la parte lesionada.

También pueden aparecer signos y síntomas por la lesión de otras estructuras, bien por el traumatismo o bien por el hueso al desplazarse sus pedazos:

Colapso (shock) circulatorio, ante la lesión de un vaso importante.

Colapso (shock) neurogénico en las afectaciones de la médula espinal.

Anestesias o paresias (falta parcial de sensibilidad) cuando se lesiona un tronco nervioso sensitivo; o parálisis cuando es motor.

FACTORES DE RIESGO

Conducción de vehículos (los peatones sufren proporcionalmente muchas fracturas menos, aunque sean más graves cuando son atropellados).
Deportes de riesgo o de contacto.
Actividad laboral.
Las mujeres postmenopáusicas y hombres muy mayores, presentan una resistencia muy disminuída en sus huesos, por lo que traumatismos poco intensos pueden producirles fracturas importantes.

PREVENCION

Conducir con precaución, empleando las defensas a nuestro alcance (lo que además es obligatorio): Cinturón de seguridad y casco.
Ajustar los reposacabezas y conducir con la cabeza apoyada en ellos.
Respetar las señales de tráfico y las normas de seguridad vial, especialmente las limitaciones de velocidad.
Los peatones deberán circular siempre por la izquierda y atendiendo al tráfico en carretera, y no se fiarán de las reacciones de los conductores.
Emplear las protecciones específicas de cada deporte de riesgo o contacto (cascos, espinilleras,...).
En el medio laboral, respetar las indicaciones de seguridad, no anular los dispositivos de seguridad (interruptores, barandillas,...), emplear los equipos de protección individual precisos (cascos, arneses,...) y mantener el orden y la limpieza en el lugar de trabajo.
Las mujeres postmenopáusicas extremarán el cuidado.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico
Tras cualquier accidente, hay que considerar, hasta que no se demuestre lo contrario, que puede haber fracturas óseas.

Sospeche una fractura cuando aprecie abultamiento, ángulos anormales, falta de simetría (comparando ambas) o imposibilidad de mover una extremidad.

Sospeche una fractura cuando el accidentado se queje de dolor intenso o presente una herida importante sobre una zona ósea.

Si el paciente está inconsciente, deberemos presuponer que tiene alguna fractura en la espalda o cabeza hasta que estas se descarten.
Las radiografías sencillas son el método diagnóstico por excelencia.

En algunas circunstancias especiales, debe recurrirse a otras técnicas de imaginería para precisar las lesiones, sobre todo en pelvis, cuello y cabeza, como el escáner (T.A.C.) y la R.M.N.

Tratamiento
El tratamiento de las fracturas, consistente en reducción (reubicación de los pedazos en su sitio) e inmovilización, es toda una especialidad médica, la traumatología, y puede ser muy complejo.

Aquí daremos unas normas para la atención inicial de los pacientes
que facilitarán el tratamiento definitivo posterior:

Debemos actuar con serenidad sin exponer al accidentado o a nosotros mismos a un nuevo peligro.

Ante la sospecha de una fractura, hay que avisar lo antes posible a los servicios médicos.

Tenga siempre en cuenta que, aunque para que se produzca una fractura en una persona joven hace falta una fuerza importante, en una persona anciana puede bastar una caída o tropezón.

El tratamiento debe realizarse en el lugar en el que se encuentra el accidentado, a no ser que exista un peligro inmediato:

En tal caso, debemos retirarlo sosteniendo antes la parte lesionada con ambas manos por delante y por detrás o por arriba y por abajo de la lesión, evitando cualquier movimiento innecesario.

Esta inmovilización provisional será suficiente mientras otr

POSIBLES COMPLICACIONES

Dada la gran variedad de posibles fracturas, es imposible listar todas las posibles complicaciones.

Las más específicas son:

Embolia grasa (por fractura de fémur)
Colapso (shock) neurogénico (por fracturas de espalda)
Pérdida de extremidades

PRONOSTICO

Muy variable.