Quemaduras y escaldaduras

¿QUÉ ES?

La piel está formada por distintas capas que forman una barrera que evita la entrada de gérmenes, regula la temperatura del cuerpo y lo aisla del entorno.

Su lesión por el calor se denomina quemadura si ha sido calor seco, llamas, metales incandescentes, sustancias químicas (ácidos o bases), fricción o radiaciones solares; o escaldadura si es calor húmedo, principalmente agua hirviendo o vapor.

Se dividen en tres tipos dependiendo de la profundidad de la lesión:

PRIMER GRADO:
Afectan a la capa más externa (epidermis).
Al permanecer íntegras las estructuras cutáneas básicas se forma nueva piel sin cicatriz.
Generalmente son producidas por el sol o el agua caliente.

SEGUNDO GRADO:
Aquí hay destrucción completa de la epidermis y daño parcial en la dermis.
Pueden ser muy dolorosas al quedar expuestas las terminaciones nerviosas.
No afecta a las células cutáneas más profundas por lo que puede volver a crearse nueva piel (rugosa y pálida).
Se producen tras exposiciones muy prolongadas al sol, por escaldamiento u objetos incandescentes que actúan durante poco tiempo.
Producen ampollas e hinchazón y supuran.

TERCER GRADO:
Son profundas y afectan a todas las capas llegando al tejido celular subcutáneo (glándulas, folículos pilosos e incluso terminaciones nerviosas), si es así no producen dolor.

No tienen posibilidad de regeneración por lo que deben tratarse en un centro hospitalario.

Es posible que haya que realizar injertos de piel.

Son producidas por llamas, sustancias químicas u objetos incandescentes que actúan durante mucho tiempo.
La ruptura de la barrera que supone la piel facilita la infección por entrada de gérmenes el shock por salida de líquidos corporales (plasma, porción incolora de la sangre) y la pérdida de temperatura corporal (hipotermia).
Cuanto mayor sea la extensión, mayor es la pérdida de líquidos y más probable es el shock. Éste

CAUSAS

El calor destruye los tejidos vivos.

La gravedad de la lesión viene determinada por
la intensidad del calor,
el tiempo de exposición y
la extensión de la quemadura.

SINTOMAS

Dependerán de la profundidad de la quemadura:


PRIMER GRADO:
Enrojecimiento de la piel afectada.
Primero sensación de calor y después picor.
Contacto y presión dolorosos.
Sequedad de la piel.
Tras unos dias, descamación y curación.

SEGUNDO GRADO:
Enrojecimiento leve, que da paso a la formación de ampollas.
Dolor intenso o muy intenso.
Suelen estar rodeadas por zonas de quemadura de primer grado.
Tardan unos diez dias en curar.

TERCER GRADO:
Olor a carne quemada.
Ennegrecimiento de la piel.
Suelen estar rodeadas por zonas de quemadura de segundo grado.
En sí indoloras.
Rezuman suero.
El tejido muerto (piel, grasa, músculo, ...) va cayendo a medida que crece nuevo tejido cicatricial desde abajo.
La duración del proceso depende de su extensión y profundidad, calculándose en meses.

FACTORES DE RIESGO

Contacto con fuego o substancias u objetos calientes.
Dormir al sol.
Manipulación de productos químicos, sobre todo concentrados.

PREVENCION

No deje que los niños se acerquen a los fogones, estufas o instrumentos eléctricos.
Coloque los recipientes con agua caliente en los quemadores posteriores de la cocina.
No deje recipientes en el borde de la mesa o de la cocina.
Compruebe la temperatura del agua antes de introducir al niño.
Guarde en lugares elevados los productos de la limpieza.
Tome medidas de protección contra el sol, sobre todo si es de piel clara o pelirrojo.
Maneje las instalaciones y aparatos eléctricos según las instrucciones correspondientes.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Primero, debemos comprobar que la situación es segura para nosotros, y retirar, si es preciso, al accidentado de la zona.

Segundo debemos recabar ayuda médica.

Finalmente, debemos reducir el efecto del calor sobre la piel y prevenir la infección evitando la entrada de gérmenes:

Si las ropas están en llamas, tienda al herido en el suelo y apáguelas con agua.
Si no la tiene, envuélvalo en una manta o alfombra o revuélquelo por el suelo.
Enjuáguele con agua fría al menos diez minutos.
Quítele los objetos que puedan comprimir la zona (calzado, pulseras, relojes, anillos) antes de que esta se hinche.
Quítele las prendas empapadas en líquido hirviendo o sustancias químicas.
Cubra la quemadura con una venda seca o un pañuelo limpio, sin apretarla.
No le ponga pomadas ni ungüentos, y nunca reviente las ampollas.
No retire ningún objeto que sobresalga en la herida, ni le quite la ropa quemada de la herida si está apagada.
Vigile la posible aparición de un shock (palidez, pérdida de conocimiento, pulsaciones muy rápidas).
Si en el incidente se han producido humos, vigile la respiración.
Las quemaduras de primer grado extensas, o de grados superiores deben ser valoradas por un médico.
El tratamiento puede incluir su estancia hospitalaria e incluso su remisión a un centro especializado de grandes quemados.

POSIBLES COMPLICACIONES

Shock por pérdida de líquidos, con fracaso renal agudo y muerte.
Puede ser precoz o tardío.
Sobreinfecciones de la sangre, con shock séptico y muerte, en aquellas quemaduras que afectan la integridad de la piel.
Cicatrizaciones con deformaciones estéticas y funcionales.


PRONOSTICO

Depende de la profundidad y superficie de las lesiones.


Queratitis

¿QUÉ ES?

Inflamación de la córnea (la parte central transparente del ojo que cubre la pupila).

CAUSAS

Infecciones por bacteria, virus u hongos.
El patógeno más común es el virus herpes simplex Tipo I.
Sequedad del ojo causada por una afección del párpado o escasa formación de lágrimas.
Objeto extraño en el ojo.
Luz intensa, como la que proviene de un arco de soldadura o la reflexión de luz solar intensa en la nieve o el agua (los síntomas pueden no aparecer hasta 24 horas después de la exposición).
Deficiencia de vitamina A (rara si se sigue una dieta normal).
Alergia o sensibilidad a cosméticos para los ojos, polución ambiental, partículas en el aire (polen, polvo, moho o fermentos), y otras alergias.

SINTOMAS

Dolor ocular.
Fotofobia (sensibilidad a la luz).
Lagrimeo.


FACTORES DE RIESGO

Mala alimentación, especialmente falta de vitamina A.
Enfermedad que ha disminuido las resistencias.
Hacinamiento o insalubridad.
Enfermedades por virus en cualquier otra parte del cuerpo, sobre todo llagas o herpes genital.

PREVENCION

Si su trabajo entraña peligros, lleve gafas protectoras adecuadas al riesgo.
Tome una dieta bien equilibrada que contenga la vitamina A suficiente, o tome complejos vitamínicos con vitamina A.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
Historial y reconocimiento físico por un médico.
Cultivo en laboratorio de la secreción del ojo.

TRATAMIENTO:
Tratamiento médico (por un oftalmólogo).
En los casos graves, cirugía para sustituir la córnea.

Medidas generales
Se necesita a menudo un parche en el ojo. Quizá limite su capacidad para ocuparse de sí mismo.

Medicación
Su médico puede recetar:
Gotas y pomadas oculares con antibióticos o antivirales.
Lágrimas artificiales.
No se trate ninguna inflamación ocular sin consultar al médico.
NO SE PONGA GOTAS OCULARES QUE CONTENGAN CORTICOSTEROIDES TÓPICOS SIN RECETA.
Pueden empeorar la dolencia o provocar una perforación del globo del ojo.

Actividad
Los parches restringen la actividad.
Reanude sus actividades gradualmente.

Dieta
No hay una dieta especial durante el tratamiento.
Sobre la prevención, ver el apartado correspondiente.

Avise a su medico si
Su visión sufre cualquier merma.

POSIBLES COMPLICACIONES

Glaucoma.
Ulceración de la córnea.
Cicatrices permanentes en el ojo.
Pérdida de visión.

PRONOSTICO

Depende de las causas.
Con tratamiento precoz, la mayoría de las queratitis se pueden curar.


Queratosis actínicas

¿QUÉ ES?

Una lesión de la piel provocada por la exposición al sol precancerosa.
Aparece en las zonas expuestas al sol especialmente en la cabeza, brazos y manos, en adultos.

CAUSAS

Exposición prolongada a los rayos del sol (en concreto a los rayos ultravioletas, más intensos en las alturas).

SINTOMAS

Manchas escamosas parduzcas o rojizas en las zonas expuestas de la piel.
Las manchas son indoloras.

FACTORES DE RIESGO

Trabajos al aire libre como los del campo o en altura.
Deportes al aire libre.
La nieve aumenta el riesgo, al reflejar los rayos ultravioleta.
Tez clara.

PREVENCION

Protéjase de la exposición directa al sol.
Cuando esté al aire libre, lleve sombrero y ropas protectoras.
Use lociones y cremas con un factor protector de 15 o más.


DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
Historial y reconocimiento físico por un médico.
En casos dudosos, toma de una muestra para su examen microscópico (normalmente se extirpa toda la lesión para ello).

TRATAMIENTO:
Quirúrgico (exéresis o quemado de la lesión).
Medidas generales

Después del diagnóstico:
Minimice las exposiciones al sol.
Vea a su médico para revisiones cada 6 meses, para asegurarse de la detección y el tratamiento precoces de los cánceres de piel.

Medicación
Su médico puede usar:

Nitrógeno líquido para congelar la zona afectada.
Aplicaciones de fluorocil-5 a las zonas afectadas. Pueden provocar una inflamación molesta, pero son muy eficaces.
Vitamina A, aún en período experimental.

Actividad
No hay restricciones (vea la prevención).

Dieta
No hay una dieta especial.








POSIBLES COMPLICACIONES

Daños en la piel (envejecimiento precoz).
Cáncer de piel (incluyendo melanoma maligno, carcinoma de las células basales y carcinoma de células escamosas.

PRONOSTICO

La queratosis individual desaparece con tratamiento, pero pueden aparecer lesiones nuevas.
Si se descuida, la queratosis actínica puede conducir al cáncer de piel.


Queratosis sebacea

¿QUÉ ES?

Afección cutánea escamosa no contagiosa ni inflamatoria.
En pecho; espalda; cara y brazos.
Cuando se llega a los 60 años, casi todo el mundo tiene algunas queratosis sebáceas.

CAUSAS

Desconocidas.

SINTOMAS

Pápulas (bultos pequeños, abultados) con las siguientes características:
Planas con bordes bien definidos.
Las jóvenes son relativamente planas y de color pardo claro.
Las más avanzadas son de color pardo oscuro o negro.
Más anchas que altas y parecen estar pegadas.
Miden de 5mm a 20mm de diámetro.
Ni pican ni duelen.
Se distribuyen en el pecho, la espalda, la cara y los brazos en número muy variable.

FACTORES DE RIESGO

La edad.
Antecedentes familiares de esta dolencia.
Exposición excesiva al sol u otras lesiones de la piel.

PREVENCION

No hay medidas preventivas.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
Historial y reconocimiento físico por un médico.
Biopsia en algunos casos dudosos.

TRATAMIENTO:
Diagnóstico médico para descartar el cáncer de piel.
Extracción de las lesiones cuando son antiestéticas, se irritan con la ropa o dificultan la limpieza.
Los métodos de extracción incluyen criocirugía, quimiocauterización, electrocirugía ligera, biopsia por raspado o quemado mediante LASER.

Medidas generales
A veces, después de la extracción surge una ampolla (sangrante en ocasiones) en el sitio del tratamiento.
La parte superior de la ampolla se cae expontáneamente a las 2 semanas.
Dejan poca o ninguna cicatriz.
Puede lavarse y usar cosméticos como de costumbre.
Si la ropa irrita la ampolla, cúbrala con una tirita.

Medicación
No suele ser necesaria.

Actividad
Sin restricciones.

Dieta
Innecesaria.

Avise a su medico si
Quiere que se le extirpen las queratosis sebáceas por antiestéticas. Las zonas tratadas se infectan, lo que provoca dolor, sensibilidad, enrojecimiento, hinchazón o calor.
Cualquiera de las lesiones cambia de color o sangra.

POSIBLES COMPLICACIONES

Las queratosis sebáceas de los bordes de los párpados pueden necesitar un tratamiento especial.

PRONOSTICO

El número de lesiones aumenta con el tiempo.
Cada lesión es permanente a menos que se extraiga.
Son inofensivas y no necesitan tratamiento, aunque la mayoría de las personas prefieren que se extirpen.


Quiste de Baker o poplíteo

¿QUÉ ES?

El quiste de Baker, o poplíteo, es una hinchazón producida por un exceso de líquido en la articulación de la rodilla que sobresale por su parte trasera.

CAUSAS

Los quistes de Baker no son raros, y pueden deberse a cualquier enfermedad que provoque el derrame de líquido dentro de la articulación de la rodilla.

Las causas más frecuentes son:

Osteoartritis (desgaste de la articulación de la rodilla)
Artritis reumatoide (inflamación de la rodilla)
Lesiones del cartílago, como en los meniscos rotos.

SINTOMAS

Puede ser asintomático (no producir molestias), o producir dolor en la rodilla, sobre todo a la flexión o extensión completas.
Usualmente son visibles desde atrás en la posición de pie como un bulto en la cara posterior de la rodilla, más evidente si se compara con la rodilla no afectada.
Consistencia blanda e indolora.

FACTORES DE RIESGO

Los propios de las enfermedades causantes:

Exceso de carga sobre las rodillas y/o mala alineación de estas (osteoartrosis)
Artritis reumática
Deportes de contacto

PREVENCION

De sus causas.


DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO
Los quistes de Baker se diagnostican mediante la historia clínica y exploración por el médico.
Se confirma su presencia y extensión mediante pruebas de ecografía, artrografía con contraste o Resonancia Magnética nuclear (R.M.N.).
Ocasionalmente se requiere diferenciarlo de una tromboflebitis.

TRATAMIENTO
Normalmente se resuelve vaciando la articulación de la rodilla mediante punción e inyectando corticoides para evitar su reproducción.
Si la causa es una lesión dentro de la rodilla, usualmente el tratamiento es quirúrgico y de la lesión causante. En el mismo acto quirúrgico el cirujano puede raspar el envoltorio de la articulación (membrana sinovial) para evitar su reaparición.

Medidas generales
Al ser indoloros, no suelen necesitar medidas especiales.

Medicación
Su médico puede inyectarle corticoides, como se ha explicado, en la rodilla para reducir la inflamación que provoca el quiste.
Su médico puede prescribirle antiinflamatorios o derivados del colágeno para tratar las enfermedades subyacentes.

Actividad
Si no crece, no es necesario restringir la actividad.
Para evitar su rotura, evite las posturas extremas de la rodilla.

Dieta
No es necesario ninguna en especial.

Avise a su médico si:
Se le hincha la pierna o el tobillo.


POSIBLES COMPLICACIONES

Pueden complicarse con extensión por la pierna hacia el tobillo, por su cara interna.
Pueden romperse, con derrame del líquido sinovial hacia el tobillo, lo que produce una tumefacción indolora del mismo o hinchazón de toda la pierna, que puede confundirse con una tromboflebitis.

PRONOSTICO

Normalmente los quistes o se reabsorben o se extirpan. El pronóstico final depende de la enfermedad subyacente.


Quiste de ovario

¿QUÉ ES?

Una cavidad o saco cerrado, con líquido o material semisólido, que se desarrolla en el ovario.
Los quistes ováricos no suelen ser cancerosos.
Ovario, trompas de falopio, peritoneo, colon.
Mujeres de todas las edades.

CAUSAS

Desarreglo hormonal, congénito (de nacimiento) o adquirido.
A veces, los quistes ováricos se desarrollan durante el embarazo.

SINTOMAS

Algunos no producen síntomas.
Otros producen cualquiera de los siguientes:

Inflamación sin dolor del bajo abdomen.
Dolor durante las relaciones sexuales.
Escozor o quemazón al orinar (si el quiste oprime la vejiga).
Dificultad para vaciar del todo la vejiga.
Flujo vaginal oscuro.
Menstruaciones irregulares o hirsutismo (si el quiste produce un exceso de hormonas).
Puede ocurrir lo siguiente si el quiste se retuerce, sangra o se rompe:
Dolor abdominal agudo.
Fiebre.
Vómitos.

FACTORES DE RIESGO

Embarazo.
Uso de hormonas.

PREVENCION

Tratamiento médico.
Cirugía para drenar el quiste (a veces) o extirpar el ovario.

Llamar al doctor si ocurre lo siguiente después del diagnóstico:

Pierde peso sin motivo aparente.
Siente malestar general.
Le duele el bajo abdomen.
Tiene dolor abdominal agudo, náuseas y fiebre repentina. Pueden significar la rotura del quiste.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Precauciones sanitarias
Perforación del quiste o retorcimiento del tallo del quiste.
Esto exige cirugía inmediata.
Obstrucción urinaria.
Aumento del riesgo de cáncer de ovario.

Diagnostico
Observación de los síntomas.
Historial y reconocimiento físico por un médico.
Rayos X del abdomen.
Ultrasonografía pélvica.

Medidas generales
El diagnóstico precoz y tratamiento de las afecciones subyacentes como apendicitis, úlcera o embarazo ectópico.
Si le aparece dolor abdominal, no pierda el tiempo con remedios caseros - especialmente los laxantes, que pueden provocar la ruptura de los órganos abdominales inflamados.

Medicación
En general, no se necesita medicación en esta afección.
En molestias leves, puede usar medicamentos sin receta, como paracetamol o metamizol.

Actividad
No hay restricciones.
Si la operan, vuelva gradualmente a su vida normal después de la cirugía.

Dieta
No hay dieta especial.

POSIBLES COMPLICACIONES

Perforación del quiste o retorcimiento del tallo del quiste.
Esto exige cirugía inmediata.
Obstrucción urinaria.
Aumento del riesgo de cáncer de ovario.

PRONOSTICO

Los quistes ováricos se solucionan con cirugía, pero pueden reaparecer.


Quiste pilonidal

¿QUÉ ES?

Pequeño bolsa congénita de piel en la base de la columna.
Parece una pequeña abertura- a veces no más de una hendidura- con algunos pelos (a veces).
Se infecta con facilidad.
Los quistes pilonidales son raros en las personas de raza negra.

Sexo
Es más común en los hombres.

Edad
Las infecciones comienzan generalmente al principio de la edad adulta (entre 18 y 40 años).

CAUSAS

El quiste es una anomalía menor que ocurre durante el desarrollo fetal.
Las infecciones las suele causar la bacteria estafilococo.


SINTOMAS

Sin síntomas cuando no se infecta.
Cuando lo hace, provoca:
Dolor, enrojecimiento e inflamación en la zona afectada.
Fiebre y escalofríos.
Secreción de pus.

FACTORES DE RIESGO

Transpiración profusa.
La obesidad aumenta la transpiración.
Ropas ajustadas.

PREVENCION

Báñese o dúchese a diario para mantener limpia la zona afectada.
Los baños calientes son eficaces para prevenir la infección del quiste.
Lleve ropa amplia.
Evite el sobrepeso.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
Historial y reconocimiento físico por un médico.
Cultivo de la supuración.
Para valorar la cirugía, radiografía del quiste con contraste.

TRATAMIENTO:
Medidas generales
Si el quiste se infecta, tome baños calientes para mitigar el dolor.
Permanezca 10 a 15 minutos en la bañera con agua caliente tantas veces como lo desee.

Medicación
Su médico puede recetar antibióticos y antiinflamatorios para combatir la infección.

Actividad
Sin restricciones a menos que el quiste se infecte, en cuyo caso deberá limitar su actividad hasta que se cure la infección.

Dieta
Su tiene sobrepeso, debe perderlo.

Avise a su medico si
El quiste se infecta después del diagnóstico.

POSIBLES COMPLICACIONES

Propagación (raramente) de la infección a la sangre.

PRONOSTICO

Las infecciones se curan con tratamiento antibiótico.
Si se extirpan a veces pueden recidivar.