Historia de LOLOL


LOLOL   LOLOL   LOLOL  LOLOL   LOLOL    LOLOL    LOLOL

Lolol es una voz indígena que significa "tierra de hoyos". Una definición que tiene bastante sentido, si se considera que esta zona era conocida desde tiempos incaicos por sus lavaderos de oro. Ahora, la fama y la fortuna de esta comuna de seis mil habitantes y 600 kilómetros cuadrados, van de la mano del vino y del creciente interés turístico que despierta esta actividad en todo el valle de Colchagua. La famosa ruta del vino que se inicia en Santa Cruz, concita claramente el mayor interés. Pero Lolol es más "quitado de bulla", como dicen en el campo y por lo mismo, se puede obtener una visión más verídica de lo que es la vida de campo en esa zona.

Lo primero que destaca en este poblado, ubicado a 33 kilómetros al suroeste de Santa Cruz, es su arquitectura. Grandes casas de adobe, unidas por amplios solares que se extienden en algunos casos por decenas de metros, llaman la atención en el casco histórico del poblado. Caminar por ahí es como regresar al pasado rural de la zona central. Ahí se cultiva el trigo y el garbanzo como en tiempos de la Colonia, es decir, aprovechando las condiciones de secano del sector. La comuna también ofrece productos artesanales de alta calidad, esparcidos en distintos puntos donde se producen desde mermeladas -sector El Membrillo, 15 kilómetros al suroriente del pueblo- hasta tejidos de alpaca en Los Tricahues -20 kilómetros al suroriente, el museo comunal entrega un resumido compendio de la historia local.


También es de interés calle Las Palmas, donde se concentra una buena cantidad de artesanos, dedicados a la tejeduría de sombreros de huaso


Lolol declarado Zona Típica

Cada año, dentro de las actividades del día del Patrimonio, celebrado el último domingo de Mayo, un nuevo espacio, pueblo o edificio de nuestro país es investido con el título de Monumento Nacional. Esta vez le llegó el turno al modesto pueblo de Lolol, en la sexta región, donde un sector será declarado en la categoría de Zona Típica o Pintoresca.

Zona Típica o Pintoresca es una de las categorías de Monumento Nacional existentes en nuestro país, que se aplica a un pueblo, localidad o barrio cuya arquitectura o paisaje poseen un valor y una identidad cultural que merecen ser conservados. La declaratoria, que realiza el Consejo de Monumentos Nacionales por decreto del Ministerio de Educación se propone proteger el patrimonio y mejorar la calidad de vida de los habitantes de dicho lugar. Es este el título que desde este mes ostentará un sector tradicional del pueblo de Lolol, ubicado en la sexta región, sobre el cual recae la declaratoria de Monumento Nacional realizada cada año con motivo del Día del Patrimonio, que se celebra el último domingo de mayo.

Situado en un valle rodeado de cerros, en la Cordillera de la Costa, el pueblo de Lolol , cuyo nombre significa "cangrejo" en lengua mapudungún, data del siglo XVI. Antiguo asentamiento indígena mapuche del grupo Picunche, se consolida en los siglos XVIII y XIX gracias a su cercanía a los caminos coloniales, que conectan los centros rurales de Chile Central, entre los valles de el Maule y el Maipo. Su imagen resume la esencia de los pueblos rurales de esta zona.

La característica casa corredor, heredada de la hacienda española, se mezcla con elementos precolombinos de origen incásico, como las edificaciones sobre los muros de barda. Las casas de adobe y teja dispuestas en fachada continua, forman corredores exteriores que relacionan la vida pública y la privada, a la vez que protegen al peatón del sol y de la lluvia. La austeridad del conjunto, en donde predominan materiales como tierra, tejas y maderas y la decoración con grandes maceteros con filodendros y gomeros, entre otras plantas. En los patios traseros se encuentran frutales, parrones y pequeños huertos.

El núcleo histórico del pueblo se estructura en torno a la Iglesia de la Santísima Natividad de la Virgen de la Merced y a la plaza triangular ubicada al frente de la misma. La iglesia y la Plaza forman el vértice de un triángulo cuyos lados están conformados por las calles Los Aromos (Ex calle Comercio), Las Acacias y Las Achiras. Este es el sector que se declarará Zona Típica, lo que significa que, desde ahora, quedará protegida por la Ley de Monumentos Nacionales, con el objetivo de garantizar la permanencia de los valores históricos, paisajísticos, arquitectónicos y urbanos que la hacen mercedora del nombramiento.

En términos concretos, ello implica que el propietario de cualquier casa que se encuentre dentro de la zona protegida se ve obligado a mantenerla, y cualquier obra o intervención que realice en ella debe ceñirse a las directrices establecidas por el Consejo de Monumentos y contar con su aprobación formal.

 

LOLOL   LOLOL   LOLOL  LOLOL   LOLOL    LOLOL    LOLOL