..::PROVINCIA DE CACHAPOAL

 

Destino ubicado al sur de Santiago, unido por una excelente carretera de doble vía, a no más de una hora de camino.
Esta provincia,  eminentemente agroindustrial, mantiene las costumbres y tradiciones propias que identifican el folklore nacional, expresadas tanto en su producción agrícola, de cuyas tierras generosas nace el vino que ha alcanzado fama internacional, su artesanía, música, bailes y fiestas religiosas y costumbristas. Por otra parte, existen zonas mineras donde se extrae el cobre; zonas naturales y de termas además de un centro de esquí, hacia las montañas.

 

.....HISTORIA Y GEOGRAFIA

El relieve esta determinado por el valle de tipo fluvial, ubicado en la ribera borde del río Cachapoal, a la vez que determinado hacia el norte y oriente por el límite natural de la cordillera de la Costa. De tal modo se presenta la comuna con una paisaje de tipo agrícola, con abundante vegetación y numerosas zonas boscosas, preferentemente de álamos.

Territorialmente se organiza en una serie de poblados en forma de paralela al río Cachapoal, de la cual nacen caminos conducentes hacia las rinconadas que forman los cerros de la Cordillera de la Costa.

 

SECTOR ANGOSTURA: En la comuna de Mostazal, cercanas a la Plaza de Peaje, se ubican zonas que cuentan con equipamiento apto para pic-nic, las cuales permiten paseos por el día.
 


LA LEONERA: Ubicada en la VI Región, La Leonera posee historia, un entorno natural privilegiado, junto a una fuente curativa de agua mineral. Todo lo que convierte a este enclave en una buena opción a la hora de buscar un buen descanso. Durante el invierno, la fuerza del río Codegua se hace sentir. Tanto, que en la temporada pasada algunas viviendas ocupadas por empleados de La Leonera, desaparecieron al ser tragadas por el río que hoy es reemplazado por un llano reseco y regado de piedras. La estación lluviosa es el único momento del año que ofrece intranquilidad a este sector porque el resto de la temporada se notan todos los atributos que mueven a este complejo turístico, plagado de historia y de relatos que contar.
Como hotel y centro de descanso, La Leonera lleva poco más de tres décadas de vida. Y a lo largo del tiempo, más de 300. La Quintrala fue dueña de estos terrenos y quien los traspasó a la Compañía de Jesús, para asegurarse mejor vida en el más allá. Los Jesuitas lo transformaron en un convento, un espacio para el retiro de sus miembros y las huellas de esos tiempo monacales se encuentran hoy por todos lados. El living del ala principal -donde también se encuentran los comedores-, alguna vez fue la capilla y sus techos altos, llenos de pinturas y motivos religiosos, sobrecogen en medio una quietud resaltada por las paredes de piedra del sector. La historia no sólo está presente en estas murallas; braseros pertenecientes al Palacio de la Moneda de finales del siglo XIX, imaginería religiosa de 1700 y la biblioteca principal copada por volúmenes de la colección completa de El Diario Ilustrado, se exhiben a medio camino entre material de consulta y piezas de museo.
Las comodidades de este centro de descanso permiten alojarse por varios días. Cuenta con salas de reuniones, jardines, gimnasio, piscina y sauna. Aunque el microclima y el paisaje de la zona se transforman en un elemento tanto o más interesante que el complejo mismo. La precordillera se manifiesta en todo su esplendor, por medio de cerros cubiertos por bosque nativo y una brisa que viene desde la costa en las mañanas y desde las montañas en la tarde. Espacios ideales para que en el pasado, manadas de pumas bajaran en busca de comida desde el macizo andino y le otorgaran el nombre al lugar. Espacios ideales, en la actualidad, para recorrer a pie o a caballo, en visitas organizadas desde la casona principal.
Acá, como también en otros lugares de la región, las cualidades minerales de sus aguas marcan la diferencia. Desde la que se ocupa para llenar la piscina, hasta la dispuesta en los comedores para beber posee propiedades curativas, dada su equilibrada composición química. Una fuente de salud, que combinada con la tranquilidad del entorno y su historia, convierten a La Leonera en un grato escenario para el descanso.

CLUB DE CAMPO COYA: Ubicado 24 Kms. al Este de Rancagua. El acceso se realiza a través de la Carretera El Cobre, Presidente Eduardo Frei M, en un recorrido de aproximadamente 20 minutos.
Una de sus principales características la constituye la práctica del golf, cuyas canchas privilegiadas por su ubicación y vista, son consideradas las mejores a nivel nacional. Posee además canchas de tenis iluminadas, piscina, sauna y Mini gimnasio.
Igualmente, ofrece servicio de Hospedaje, Restaurante, Salas de Reunión y Juegos, que permiten realizar eventos y manifestaciones.


SEWELL
El paisaje que ofrece Sewell es sencillamente fascinante, lo que le ha valido su calidad de Monumento Nacional, y lo tiene a esperas de ser declarado Patrimonio de la Humanidad.
No muchas ciudades en el mundo poseen las características tan singulares que tiene Sewell:
- Sus eternas escaleras
- Su ubicación geográfica
- Su arquitectura poco tradicional
- Su esplendoroso estilo de vida.
Sewell, "La Ciudad de las Escaleras", lo invita a descubrir sus peldaños de mágica historia…una historia única en el mundo.
En lo alto de la Cordillera de Los Andes y enclavado entre los cerros, se encuentra Sewell, el pueblo minero que junto a sus escaleras hizo historia en medio de la montaña.
En la actualidad, es un ex campamento que subsiste solo como área industrial de la División El Teniente. Ubicado a 2.130 metros de altura sobre el nivel del mar y a 53 kilómetros de Rancagua.
Se accede al el por Carretera El Cobre y allí permanecen aproximadamente 50 edificios originales los que recientemente han sido restaurados, pues se trabaja en convertirlo en Museo del Cobre y las Autoridades hacen las gestiones necesarias para ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad.
Para mayores informaciones, dirigirse a la Dirección de Comunicaciones División El Teniente, ubicado en Millán N° 1020, con Nibaldo Abarca, Jefe de Comunicaciones, Teléfono 292367 Fax 292795.

 

LAGO RAPEL
Generalidades:
Formado por las aguas de los ríos Cachapoal y Tinguiririca, cubre una superficie de 8.000 hás. con una capacidad de 720 millones de mts. cúbicos de agua. Además de su función como generador de energía eléctrica y de riego, constituye un importante recurso turístico y recreacional, ya que ofrece la posibilidad de practicar deportes náuticos, como windsurf, yatching, catamarán, esquí acuático y pesca. Las excelentes condiciones de las numerosas bahías, sus vientos, agua, clima y acceso, han determinado que el Lago Rapel sea sede de importantes eventos náuticos a nivel nacional.
Accesos:
RUTA 1: Santiago - Melipilla - El Manzano (Lago Rapel), 130 Kms. pavimentados.
Desviándose por Melipilla hacia el Sur, se toma el Cruce Las Arañas, para después pasar por la Central Longovilo, llegando al Sector El Manzano. Desde Melipilla hasta El Manzano, existen 62 Kms. pavimentados.
RUTA 2: Santiago - Melipilla - Central Rapel - Costa del Sol (Lago Rapel), 133 Kms. pavimentados, 17 Kms. ripio.
RUTA 3: Rancagua - Doñihue - Coltauco - Peumo - Las Cabras - El Manzano (Lago Rapel), 96 Kms. pavimentados.
RUTA 4: Rancagua - Pelequén - Peumo - Las Cabras - El Manzano (Lago Rapel), 102 Kms. pavimentados