DIETA DEPURATIVA

Dieta depurativa No es necesario tener sobrepeso para hacer un régimen alimenticio. La dieta depurativa limpia el organismo por dentro y lo libera de toxinas. Es ideal para hacerla por lo menos una vez al mes, sobre todo si comer fuera de casa es un hábito inevitable.

Es una dieta básicamente vegetariana, combinada con cuatro tipos de purés licuados, que deberás tomar antes del desayuno, la comida y la cena. Dos días a la semana el licuado será de papaya o piña. No se puede comer carne ni dulces, pero sí están permitidos los huevos. Dos días a la semana se puede comer una presa mediana de pescado a elegir entre merluza, reineta, pejegallo y congrio, preparado al horno o al vapor, sin aceite.

* Licuado de la primera semana: zanahoria, apio, hinojo, espinacas, beterraga cruda y manzanas.
* Licuado de la segunda semana: rábanos, medio diente de ajo, pepino, beterraga, espárragos verdes, una rodaja de cebolla y manzana.
* Licuado de la tercera semana: zanahoria, apio, diente de león, beterraga , perejil, porotos verdes, berros y manzanas.
* Licuado de la cuarta semana: beterraga, zanahoria, nabos, espárragos, manzana, ortiga verde, espinacas, diente de león, perejil, apio, berros e hinojo.

Los licuados se deben tomar tres veces al día antes de las comidas principales: desayuno, almuerzo y cena. En una dieta depurativa como ésta queda prohibido por completo el consumo de tóxicos como el café, el tabaco o el alcohol. Tampoco se pueden tomar, bajo ningún concepto, alimentos congelados ni en conservas.

Los primeros días puedes comenzar tomando poca cantidad, pero después deberás ir aumentando hasta alcanzar los 500 cc por toma.

¿A quién le sirve?
Está recomendada como dieta depurativa y adelgazante para personas que quieran perder entre cinco y siete kilos, acostumbradas a comer fuera de casa o con hábitos tóxicos (café, mucha carne, tabaco, alcohol, etc.). Viene muy bien también para quienes tengan celulitis localizada y mala circulación. Resulta excelente para personas estresadas.